abril 2020

Ayer domingo, recibimos la llamada de una alimentadora acreditada. En su colonia, dentro de uno de los refugios había un gato en pésimas condiciones, parecía tener una pata rota,  no era miembro censado de la colonia, no sabía de dónde había salido. Un compañero se personó...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar